Biencontrados hombres y mujeres con espíritus libres, bienencontrados aventureros refugiados de la tiranía de los imperios, Puerta del Oeste podrá ser su paradero más seguro de aquellos que blandiendo sus armas se definen como la justicia, o al menos el más seguro si tienen la astucia y el tino, para recorrer nuestras calles llenas de “oportunidades”.

Mareas del terror

Veliard Vovochka Thazard Fomtilgi Nadaclos Ngagn lawdret